Recordando la película de Harrison Ford, Air force one, que trataba del avioncito del presidente de USA, y que cuando el presi estaba a bordo se le denominaba así, … por una noche, el hotel donde trabajo se convirtió en el Hotel Force Juan … (El Alto …. claro … no el presi…).

Tuvimos una noche de lo más amena, lleno de polis por todas partes … nos convertimos en el Hotel más vigilado de España entera y parte del extranjero …

Menudo despliegue para 1 noche… na más que 30 habitaciones … necesitaron … casi na ….

Al menos salimos de la rutina nocturna por un día…

Anuncios

 Acaba de llegar a nuestro hotel, está calentito …. no está confirmado pero ya me direis…..

Si entras en la web del mail, aparece una especie de blog cutrísimo con 3 fotos de habitaciones que pueden ser de cualquier sitio menos de un hotel de Bali.

Si buscas en goolgle el hotel, solo aparece la web referenciada.

El resto es como todos los timos … que si pago por adelantado con tarjeta de crédito, que si comisión …

¿Un hotel te pide una reserva y te da tanta brasa con pagarte por adelantado…?

Por supuesto no vamos a hacer ni put … caso a la petición … la duda ofende …

 

—–Mensaje original—–

De: Maria Eva [

mailto:reservation@raharjahotel.com

]Enviado el: lunes, 07 de abril de 2008 18:07

Para: reservas@……com

Asunto: Need Info Reservation

Dear Sir/Madame

We are running an authorized and the most trustworthy travel and guide agent at Bali Indonesia. I can recommend your place to our loyal clients from JAPAN, Mr.Tamada Sinjou. He gives me order and authority fully to arrange his vacation well-designed. He has a surprise planning to have vacation with his friends (8 persons) that’s way he asked me to prepare the reservation,etc. He also want to pay 100% deposit in advance to any reservations I am looking for, not just 30-50% payment in advance. So there’s no need to balance the remainder upon their arrival. I also explained them this would be non-refundable funds when they’ll make any cancellation for doing 100% payment in advance.

Before I do some arrangement the reservation, I have some questions here, this is about International reservation:

– That the rooms will be use at 15 june 2008 for 15 days stay.

– Do you accept major credit card for the payment?

– Do I get the commission for this recommendation from you?

The group is all adults and there are no children. They are 4 couples about 35-50 years old and they would like to book rooms or place for 4 couples. My client also allow you to do split rooms with nearest rooms if necessery.Please recalculate the total payment with your best price include tax and gratuity service.

Thank you.

 

Maria Eva,

RAHARJA – HOTEL & APARTMENT

Jl. Puputan No. 10

Bali – Indonesia

Tel : (62) 274 – 9190652

Fax : (62) 274 – 562612

 

 

http://www.raharjahotel.com

 

Para los del Hotel, para los de la noche, para los del blog, para los que nos leen, para los que nos escriben, para los que me escuchan, para los que duermen, para los clientes, para los jefes, para las de pisos, para los camareros, para los de eventos, para el de seguridad, para el botones, para la limpiadora de la mañana, para los que me sufren, para los vecinos que no me dejan dormir por la mañana, para el de la basura, para la chica de los periodicos, para el panadero, para los taxistas, para las fulanas, para los fulanos, para los morosos, para la de reservas, para los de administración, para la de almacen, para mantenimiento, para cocina, para el limpiacristales de los jueves, para los NO Shows, para la guiri perdida, para el japones del otro día, para todos los Pepes, para los que me olvido en este artículo …………………………………………………………………………………………

 FELICES FIESTAS

Sí, leéis bien, no tenéis nada en la vista. Nocturno, es decir yo, dejo el mundo de la noche, dejo de ser nocturno y para más inri dejo la hostelería. Las razones obvias. Los acontecimientos precipitados. ¿Alguien quiere mi puesto?. Los pormenores ya los postearé.

Gracias a todos por seguir este blog pese a sus pocas actualizaciones.

    COMPETICIÓN DE REMO ESPAÑA-JAPÓN

Cuentan las crónicas, que en el año 94, se celebró una competición de remo entre dos equipos, uno compuesto por la administración española y el otro por sus colegas de la administración japonesa. Se dio la salida y los remeros japoneses se empezaron a destacar desde el primer momento. Llegaron a la meta y el equipo español lo hizo con una hora de retraso sobre los nipones. De vuelta a casa, el equipo español se reunió para analizar las causas de tan bochornosa actuación y llegaron a la siguiente conclusión: “Se ha podido detectar que en el equipo japonés había un jefe de equipo y diez remeros, mientras que en el español había un remero y diez jefes de servicio, por lo que para la próxima competición se tomarán las medidas adecuadas.”

En el año 95 se dio de nuevo la salida y nuevamente el equipo japonés se empezó a distanciar desde la primera remada. El equipo español llegó esta vez con dos horas y media de retraso sobre el nipón. La dirección se volvió a reunir después de un sonado rapapolvos de Gerencia, para estudiar lo acaecido y vieron que ese año el equipo japonés se compuso nuevamente de un jefe de equipo y diez remeros, mientras que el español, tras las eficaces medidas adoptadas el año anterior, se compuso de un jefe de servicio, dos asesores de gerencia, siete jefes de sección y un remero.

En el año 96, como no podía ser diferente, el equipo japonés se escapó nada más darse la salida. La trainera que este año se había encargado al departamento de nuevas tecnologías, llegó con cuatro horas de retraso. Tras la regata y a fin de evaluar los resultados, se celebró una reunión de alto nivel en la planta noble del edificio, llegándose a la siguiente conclusión: “

Este año el equipo nipón optó una vez más por una tripulación tradicional, formada por un jefe de equipo y diez remeros. El español, tras una auditoria externa y el asesoramiento especial de los departamentos de Calidad Total e Informática, optó por una formación mucho más vanguardista y se compuso de un jefe de servicio, tres jefes de sección con plus de productividad, dos auditores de Arthur Andersen y cuatro vigilantes jurados que no quitaban ojo al único remero al que habían amonestado y sancionado quitándole todos los plus e incentivos por el fracaso del año anterior.”

Tras varias horas de reuniones se acordó para el año 97 que: “El remero será de una contrata externa, toda vez que a partir de la vigésimo quinta milla marina se ha venido observando cierta dejadez en el remero de plantilla, que roza el pasotismo en la línea de meta.”

Por lo que, tras un minucioso análisis, se llegó a la siguiente conclusión:

“EL REMERO ES UN INCOMPETENTE”

Vacaciones

Hola a todos! Siento el retraso, pero ya he vuelto. Apenas he tenido tiempo en este último mes para ni tan siquiera mirar si tenía el pc encendido, con lo que menos para escribir un post.

He visto que algunos de vosotros habéis actualizado para que esto tenga un poco de continuidad (gracias Rachel, gracias Sr. Marqués) y también he visto nuevos amigos con blogs propios muy prolíficos.

Afortunadamente la temporada alta se acabó, por lo menos aquí. La Semana Santa me dejó agotado, luego vino lo que yo creía que iba a ser el ojo del huracán antes de que empezara la guerra de verdad, pero me equivoqué, la guerra estalló mucho antes, y lo que en principio iba a ser Caseta Montecarmelo por una semana, se convirtió en Gran Almacen Montecarmelo de Rebajas por tres semanas.

En fin, si alguien no se ha enterado la Feria se ha acabado.

Han ocurrido cosas en este mes de Abril bastantes extrañas:

 He visto a un Sr. Smith haciendo aspavientos sobre algo que no entendí pero que dije “of course”, y ni corto ni perezoso se puso a hacer gym en el hall a las 2 a.m.

He visto a un grupo de Sres. y Sras. Braun llegar el Jueves Santo por 60 euros la habitación en MP y marcharse indignados por el servicio que les prestaron en la cena…

He vivido en mis propias “cannes” una Crónica de PP, pero que ahora no consigo poner en pie por lo que esperaré a que me la cuente.

He visto cómo los nuevos han tenido unos turnos de escándalo mientras que los viejos han sacrificado sus descansos…

He visto cómo la Directora casi se nos va al otro barrio.

He visto como la gente se auto-asignaba o mas bien se pasaban las llaves de las habitaciones delante de los recepcionistas.

He oído como otra Sra. Braun (sí del grupo de antes) me decía que el problema de mi hotel era que Too many ladies in one spot, que ella (no hace falta decir que es mujer) había trabajado en muchos hoteles y lo había visto muy claro. También me decía que algunas de ellas habían venido a Spain literalmente a follar, y que en todos los hoteles se encontraban siempre mujeres…. jajajajjaja.

He visto como un niñato conducía un Mercedes 300 Ckl y a la hora de pagarme la habitación tenía más dinero en el bolsillo del que yo gano en tres o cuatro meses. (Esto lo dará la droga no?)

He visto a una compañera entrar en una reunión de recepción como un auténtico Mihura, y he rezado porque no tuviera una pistola y nos dejara en plan Virginia is USA.

He aguantado estoicamente noche tras noche (las cinco de Feria) el que efectivamente esto se convirtiera en una caseta más.

He visto cómo en cafetería se daba de baja en Feria el mismo que lo hizo en Semana Santa.

Y he visto (una vez más) como los jefes se quitaban de enmedio cuando había que dar la cara.

En fin, ahora solo decir que me quedan apenas once días para casarme y que luego me voy de viaje (como se hace en estos casos) así que no sé cuando volveré a aparecer por aquí, así que Buenas Noches y Buen Servicio!

Cuando uno ha trabajado en ciertos lugares, es capaz de tener empatía con aquellos que ahora ejercen y le atienden, siempre que estos muestren un mínimo de decencia. En el caso contrario, uno puede ser de lo más cruel considerando que todos deben esforzarse tanto como uno mismo, y no hacerlo, no puede ser más que un signo de debilidad e ineptitud.

En otros casos te conformas con que apliquen vaselina antes de encularte.

Fin de semana del salón de Cómic en Barcelona. Un restaurante con una terraza de siete mesas cerca de la Fira y un camarero atendiéndola. Nosotros, un grupo que necesitó juntar la mitad de las mesas de la terraza para comer, y aún sabiendo por experiencia propia lo coñazo que puede ser atender a un grupo grande, nos amoldábamos en todo momento al hecho de que una sola persona atendiera toda la terraza. (eso siendo buenos, porque si somos malos le puedo decir que un rango de ocho mesas se lleva con la punta del n…). Algunos de nosotros llegamos un poco más tarde, con lo que no nos importó comer en una segunda tanda… pero ni así.

Apareció un camarero resoplando y con bastante prisa (y malos modos) a tomarnos la comanda. Nosotros, obedientes, empezamos a cantarle los primeros platos y a medio camino nos berrea “¡primero las bebidas!” Acojonados y casi al unísono, cual soldados gritando eso de “señor, si señor” le soltamos “¡Agua!” y mientras le volvíamos a cantar los platos nos miramos los unos a los otros sintiendo cierto surrealismo en el proceder de aquel personaje, que además se fue refunfuñando y jurando en hebreo una salmodia que ya conocía por ex compañeros quemados de servir mesas.

Mientras vimos como servía de primeros y segundos a mesas que habían llegado después que nosotros, y temiendo sufrir el síndrome de la mesa invisible. (ese que te hace ignorar una mesa de tu rango sin motivo aparente) empezamos a seguir con la mirada al camarero, en espera de que se acordara de ese grupúsculo de la mesa grande que había llegado más tarde que el resto. Veinte minutos más tarde, volvió con su particular rezo “me cago en la puta, esto es un desastre, menuda mierda…a ver, aquí que falta” Con cara de perro le dije “todo”, y mis compañeros, mas suaves, le recitaron nuevamente la comanda mientras el personajillo buscaba en su libreta el pedido de nuestra mesa.

Aproximadamente, una hora después de llegar, nos sirvió las bebidas: una botella de agua y cuatro vasos rallados; y nos contó una de indios acerca de un cocinero novato que estaba dando al traste (por lo visto) con su impecable servicio. Claro…, por eso nos tomó nota tres veces antes de servirnos el agua…

Para colmo de desventuras, le vimos dar el sermón en otra mesa mientras éstos se quejaban por el servicio, volviendo a usar al supuesto cocinero como chivo expiatorio. Así como beberse una cerveza a medias, cogida de una de las mesas, delante de los clientes que ocupaban la mesa que éste estaba recogiendo. No podíamos dar crédito. A todo esto, habían pasado dos horas, en la cuales la mitad de nuestra mesa sólo había recibido el primer plato, unos pocos no habían comido aún y nosotros -el grupo rezagado- habíamos intentado comernos unos tortellini completamente crudos y esperábamos que en cualquier momento apareciese el camarero con los segundos platos.

Cuando nuestro humor sarcástico dejó paso a un inminente cabreo empezamos a levantarnos, a dejar las cuentas sin pagar y algunos de nosotros a cancelar el pedido y mandar a la mierda al pasaplatos que nos había caído en suerte. Éste, sin dar su brazo a torcer se disculpaba echándole de nuevo las culpas al cocinero de turno. (huelga decir que cuando entramos a cagarnos en su madre, vimos que en la cocina había más de dos cocineros y una tropa de unos cinco camareros que atendían el interior dentro de los límites de lo razonable).

No diré el nombre del local. Sólo diré que tiene un aspecto exterior muy pijín, y que si una de las letras de su enorme cartel luminoso azul se fundiera, pordríamos leer “Sarna”.

Así que gracias a un camarero borde e incompetente, y a nuestra santa paciencia, acabamos comiéndonos un bocadillo a las cinco de la tarde en un bar diminuto y abarrotado cuyo camarero nos atendió en menos de seis minutos.

Vivir para ver.

Sed buenos.